IGLESIA PERSEGUIDA

IGLESIA PERSEGUIDA

sábado, 6 de enero de 2018

SABADO 6 DE ENERO, EPIFANÍA DE NUESTRO SEÑOR

«¿DÓNDE ESTÁ EL REY DE LOS JUDÍOS QUE HA NACIDO?»

     La Epifanía del Señor nos recuerda que una y otra vez estamos acechados por los mensajes de Amor de Dios, un Amor mágico. Todo es mensaje de su Amor. A través de tantos mensajes, una hoja seca caída del árbol, la ternura de una madre, una enfermedad. Todo, nos envía mensajes con una sola misión decirnos que Dios vive y que quiere formar parte de nuestra vida.
     Aquellos magos de Oriente expresan el amor casi mágico, que busca en la noche, en el cielo, en las estrellas, la huella de Dios para llegar a encontrar el sentido pleno de las Escrituras y no perderse en los espacios siderales.
     Un día descubren en la noche que una estrella los guía al Esperado, al Mesías. Al que ya se proclama que vive entre nosotros. No dejaron pasar la oportunidad. La estrella de la fe los guía a descubrir un Dios que ama la pobreza, que busca vivir entre nosotros. Ellos que vienen de lujos, de lejos no se escandalizan ni se entristecen de un signo tan pobre “un Niño envuelto en pañales”. Le ofrecen lo que en su fe sabían que era lo mejor: oro, incienso y mirra.
     A pesar de las dificultades que pueda suponer que se oculte la estrella, de los Herodes de ayer y de hoy que siempre quieren engañar, no cesan en su empeño y llegan hasta el final. No se quedan en los problemas ni en las dificultades, sino que siguen adelante. Le ofrecen lo que son y lo que tienen. Es curioso que ellos, que son pobres de corazón, hacen como los pastores, que son pobres de solemnidad. Le ofrecen lo que son y lo que tienen.
     Siempre me ha impresionado la actitud de la Madre de Dios, deja que su Hijo sea el protagonista. Ella desaparece. No se queja de que a Ella no le hayan traído ni una rosa encarnada, ni el perfume oriental tan codiciado. El tesoro de los pobres es Cristo y todo lo demás sobra cuando el amor es verdadero.
     La Epifanía nos enseña que los mensajes de Dios siempre vienen envueltos en pobreza y, sin embargo, es el sello de su Amor. Sólo los contemplativos, los que son capaces de descubrir estrellas de luz en la noche oscura recorren, como los Magos, una peregrinación que los conduce a la Vida verdadera.
 +Francisco Cerro Chaves - Obispo de Coria-Cáceres

No hay comentarios: